Uso de cannabis y medicina natural: ¿Qué está sucediendo en Bolivia?

El presidente Luis Arce dio un fuerte impulso al uso de plantas medicinales para tratar las dolencias ocasionadas por el coronavirus. El Ministerio de Salud de Bolivia ya investiga si la hoja de coca tiene beneficios para el COVID-19, mientras avanza la legalización del cannabis medicinal en el país.





Despreciada por el Gobierno de facto de Jeanine Áñez (2019-2020), actualmente la medicina natural tradicional es utilizada para enfrentar la tercera ola de contagios de coronavirus que atraviesa el país. Conocimientos ancestrales sobre plantas, minerales y animales sirven para aliviar decenas de dolencias, algunas de ellas causadas por el COVID-19, que cada día provoca hasta 3.000 nuevos casos. Entre las plantas medicinales, destaca la hoja de coca, que actualmente es utilizada en una decena de productos, con permiso de la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed), según comentó a Sputnik Maritza Patzi, directora de Medicina Tradicional e Interculturalidad del Ministerio de Salud.


Otra planta —que no está ligada a las culturas originarias de Bolivia— es el cannabis, cuyo aceite se utiliza en varios países para tratar dolores crónicos y enfermedades. En estos días, Bolivia avanza en tapar algunos vacíos legales para que su uso sea también viabilizado por la Agemed.


"En áreas del Ministerio de Salud como Salud Mental, o en la Unidad de Discapacidad, ven pertinente poder trabajar con cannabis medicinal. También en la Asamblea Legislativa Plurinacional se está trabajando sobre una normativa al respecto", indicó la doctora.

La directora indicó que actualmente el Ministerio de Salud prepara la firma de convenios interinstitucionales con universidades e institutos de investigación. La intención "es unir las dos ciencias: la ciencia de nuestros prestadores médicos tradicionales, y la ciencia como tal de la medicina convencional", dijo.


Autorización para el cannabis medicinal

En mayo pasado, el Estado boliviano autorizó por primera vez el uso de aceite de cannabis para una niña con lesión cerebral. Para que este producto disponga de permiso de la Agemed y pueda ofrecerse en las farmacias, aún falta realizar varias investigaciones, informó Patzi.

La actual demanda al Estado para que autorice el uso de cannabis fue impulsada por la asociación civil Acción Andina Bolivia. Su coordinadora, Gloria Achá, contó a Sputnik que, ante la falta de regulación, muchas familias compran el aceite en el mercado negro, "donde hay una inseguridad total".

Relató que la solicitud que presentó la asociación "es la primera en Bolivia. Es para que una niña pueda acceder al cannabis medicinal, que reduce en un 60% los espasmos que sufre a diario, y gracias a eso pueda dormir".


"El uso medicinal del cannabis no configura el tipo penal de tráfico, ni de suministro, ni ningún delito de drogas. Pero no hay en Bolivia esas movilizaciones que hay en otros países, como las mamás que cultivan en Perú, Chile y Argentina", comparó Achá, quien es abogada.

Contó que le tomó cuatro años encontrar a una familia que estuviera dispuesta a iniciar esta demanda para obtener un permiso.

"Es algo que tiene que ver con la idiosincrasia de la población en el país. Es el principal obstáculo, además del mensaje prohibicionista que han dado tradicionalmente los gobiernos de Bolivia", dijo. Por ello, "los pacientes que usan cannabis medicinal no quieren mostrarse, no quieren exhibir sus derechos".




Fuente:

https://mundo.sputniknews.com/


63 visualizaciones0 comentarios