Se postergó la reunión del Consejo Consultivo de cannabis medicinal

Estaba programada para este lunes. En la capital pampeana se inscribieron 130 usuarios con intenciones de obtener su registro como personas usuarias o cultivadoras. Solo se pudieron entregar 7 certificados.

Lo que se esperaba como un acontecimiento importante en la historia del cannabis medicinal en Santa Rosa deberá esperar: este lunes se pondría en marcha finalmente el consejo consultivo, que permitirá que las políticas públicas en relación al tema tengan la incidencia de diversos sectores sociales y políticos, incluyendo organizaciones de la comunidad, pero la reunión fue postergada.

En esa reunión el Consejo tenía previsto dar los primeros pasos para aprobar su propio reglamento y empezar a funcionar de forma periódica.

El Consejo está integrado por la Secretaría de Desarrollo Económico, el Instituto de Seguridad Social, el Concejo Deliberante y dos asociaciones civiles con objeto relacionado al cannabis medicinal (CANAPAM y CEICAN).

Una de las ideas a partir de la puesta en marcha del consejo consultivo será "traer invitados en diferentes reuniones que generen una sinergia de ida y vuelta para ir trabajando en conjunto con el municipio", le dijo a El Diario la secretaria de Desarrollo Económico de la comuna, Carmina Besga.


130 usuarios, 7 certificados

Hasta ahora el funcionamiento del registro en la capital pampeana, reconocido como uno de los más abiertos para estimular la participación, ha tenido alcances limitados: aunque hubo 130 personas que se inscribieron como usuarias solo 7 pudieron lograr su certificado al cumplir con los requisitos de la normativa, confirma el director de Desarrollo Productivo del municipio, Maximiliano Iglesias.

Otras 6 personas intentaron obtener el certificado pero se les negó la posibilidad, en su mayoría porque tienen domicilios en otros lugares y no en Santa Rosa.

Es decir que casi 120 personas, se quedaron a mitad de camino. ¿Por qué? "Nuestro registro es muy fácil, muy intuitivo, no pide mucha documentación, sí cuestiones básicas como recomendaciones por un profesional de la Salud, que es ahí donde hay que hacer hincapié", responde Besga.


Leyes y contradicciones

Respecto del cannabis, hay varias normativas en danza, algunas de ellas contradictorias.

Conviven dos leyes fundamentales. La ley de drogas (23.737), sancionada en 1989 penaliza con prisión de 4 a 15 años a las personas que lleven a cabo el cultivo, el transporte y/o la comercialización de derivados de cannabis.

Por otro lado, la ley de Cannabis Medicinal (27.350) sancionada en 2017 establece un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico de la planta y sus derivados, y crea un registro voluntario de autocultivo.

"Parece ridículo y lo es: una ley penaliza el autocultivo y la otra permite anotarte en un registro para cultivar", resume Ayelén Vitale, presidenta del Centro de Estudios Interdisciplinarios del Cannabis (CEICann).

La Provincia adhirió a la ley 27.350 de cannabis medicinal, que contempla el autocultivo y la producción pública y privada.

Esa normativa otorga una cobertura legal y permite de algún modo salirse del "comercio clandestino", según el diputado provincial Espartaco Marín. "La ley garantiza el derecho del acceso a la salud", agrega el legislador y advierte que hay otro costado que es el industrial, lo cual "permite el ingreso de divisas y la creación de puestos de trabajo".


Salud y negocio

El Registro de Usuarios, Cultivadores y Científicos de Cannabis Medicinal fue creado en Santa Rosa por la ordenanza 6.441/2020 y reglamentado por la Resolución 613/2021. Se accede a través de la página web del municipio (https://cannabis.santarosa.gob.ar/)

Uno de sus aspectos positivos es que no hace imperiosa la intervención de un médico, sino de profesionales de la Salud (ver más información aparte), aunque permanecen algunos requisitos que pueden ahuyentar, como por ejemplo la exigencia de un certificado de antecedentes penales. Esa petición ni siquiera la incluye el registro del Programa de Cannabis nacional (REPROCANN).

El registro nacional habilita a personas que necesiten cannabis con fines medicinales, o que puedan cultivar para un tercero. También se lo permite a profesionales de la medicina. El registro es gratuito, pero a veces confuso y hay quienes sacando provecho de algunas ignorancias también han montado un negocio.

Es fundamental el rol de médicos y médicas, y del personal de Salud Pública.


Información y estrategias

El registro de Santa Rosa es más sencillo. La Municipalidad señala que está reconocido a nivel global que el uso de derivados del cannabis tienen potencial terapéutico para diferentes padecimientos como el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), la epilepsia refractaria y el cáncer. Las propiedades analgésicas, anticonvulsivas, antieméticas y antiinflamatorias de estos productos permiten calmar dolores crónicos.


La decisión estatal de registrar el cultivo para uso medicinal protege a usuarios/as y/o cultivadoras/es frente a un marco de prohibición, que de otro modo estarían expuestas a la criminalización.

"Estamos urgidos de que se reúna el Consejo, que apruebe el reglamento, para darnos así un funcionamiento continuo y con una lógica que permita replicar y multiplique la información tanto para los usuarios como para los profesionales de la Salud que pueden llegar a prescribir estos certificados. Son acciones múltiples y diferentes estrategias que hay que seguirse dando con cada sector", completa Besga.


Fuente:

https://www.eldiariodelapampa.com.ar/la-pampa/29328-se-postergo-la-primera-reunion-del-consejo-consultivo-de-cannabis-medicinal%20%20text-dark

5 visualizaciones0 comentarios