Los pros y contras del autocultivo: Qué hay que tener en cuenta al cultivar

Muchas personas descubrieron su talento para la jardinería durante la pandemia. Tanto si se trata de un modesto intento de jardín de hierbas como de un invernadero de verduras a gran escala, mucha gente se está ensuciando las manos y le encanta.



La idea de salir al patio y cultivar tu cepa favorita de marihuana puede sonar serena, pero el autocultivo no siempre es tan romántico, y desde luego no es tan sencillo. Antes de que corras a tu grow shop favorito o empieces a construir un invernadero en el patio, considera estos principales pros y contras del autocultivo de marihuana.


Pros del autocultivo de marihuana


Control de calidad

Al igual que los productos agrícolas, es bueno saber de dónde viene tu marihuana. Hay una gran variedad de técnicas de cultivo. Algunas son puras y orgánicas, mientras que otras tienen más pesticidas y utilizan métodos cuestionables.

Cuando eliges el autocultivo, puedes conseguir exactamente el tipo de producto que buscas. Puedes utilizar tus propios métodos para que los cogollos sean tan abundantes o potentes como desees. Además, al igual que cuando comes una ensalada hecha con verduras de tu jardín, la marihuana que cultivas tú mismx te produce una sensación de orgullo y logro. Y eso es algo que el dinero no puede comprar.


Buena inversión a largo plazo

Cultivar cannabis puede ser más complicado que cultivar judías verdes, pero la recompensa puede hacer que tu billetera esté muy contenta. Si una planta de exterior se cultiva correctamente con las condiciones ideales, puede producir hasta 17,5 onzas de cogollos (casi 500 gramos).


Dependiendo de la calidad del cannabis, una onza de hierba de calidad se vende en EEUU desde poco más de USD 200 hasta mucho más. Según Statista, “el Distrito de Columbia ostenta el récord de precio más alto por onza de marihuana de alta calidad en Estados Unidos, a partir de octubre de 2020, con un precio medio de unos USD 591”. Así que aunque el costo inicial puede ser alto, el ahorro a largo plazo puede ser muy beneficioso.


Libertad para elegir la cepa

Dependiendo de dónde vivas, la variedad puede ser un lujo al que simplemente no tienes acceso. Si cultivas marihuana con fines medicinales, es probable que tengas un efecto deseado muy específico que estás tratando de cultivar y aprovechar. Con el autocultivo te aseguras de tener acceso al tipo exacto de marihuana que quieres o necesitas.


Contras del autocultivo


Preocupación por la seguridad

La preocupación más notable que conlleva autocultivo de marihuana es la seguridad. Algunas personas tienen la suerte de vivir en una zona donde todo el mundo confía en lxs demás, pero la mayoría cierra sus puertas con llave o hasta cuenta con sistemas de seguridad.


Cultivar marihuana, por muy legal que sea, puede poner una diana en tu casa para quienes buscan aprovecharse. “Para lxs cultivadores respetuosos con la ley, esto podría invitar a los robos, ya que su cultivo vale mucho dinero y es fácil de revender”, explica The Guardian. Este problema es aún más preocupante si se cultiva la marihuana al aire libre. La preocupación constante es, sin duda, una forma de quitarle la diversión a lo que debería ser un proyecto hermoso.


Tiempo y dinero

Puede que al final ahorres dinero si eres capaz de cultivar marihuana con éxito, pero te costará mucho tiempo y dinero antes de ver tu primer cogollo. No importa cuánta atención y amor le des a la planta, todavía tardará meses en crecer, y aún más semanas de secado, recorte y curado antes de que esté lista para el consumo.

El autocultivo de marihuana también es mucho más costoso que un cultivo normal. Garantizar un cultivo de marihuana exitoso puede ser caro, ya que “el equipamiento y los costes operativos pueden ser bastante elevados para una persona media, teniendo en cuenta la iluminación, la electricidad, la termorregulación, la humedad y los temporizadores necesarios para un cultivo exitoso”, según Greentank, una empresa que fabrica hardware para empresas de cannabis.


Espacio

Aunque tengas la seguridad, el tiempo y el dinero, tienes que tener en cuenta los problemas de espacio. Puede que pienses que puedes aprovechar un pequeño pasillo de pasto en el lateral de tu casa, pero a menos que la iluminación natural y la temperatura sean ideales, o que puedas construir un invernadero, puede que tengas que trasladar tu operación al interior en algún momento.


Según datos de New Frontier, más de la mitad (56%) de lxs cultivadores afirma cultivar el cannabis en interior, donde es más fácil regular la temperatura y la luz que en exterior. A menos que tengas unas condiciones climáticas ideales o un espacio amplio para montar un invernadero estable, es posible que tengas que dedicar toda una habitación bien aislada al ciclo de cultivo de estas plantas.


Conclusión

Si vives en un lugar donde es legal el autocultivo de marihuana, tienes mucho que considerar. La marihuana cultivada en casa conlleva tanto grandes recompensas como potenciales factores de estrés. Sin embargo, si decides plantar, asegúrate de investigar para tener una gran cosecha en tu primer intento. Independientemente del resultado, asegúrate de recordar que hay que disfrutar.


Fuente:

https://elplanteo.com/pros-contras-autocultivo-marihuana/

37 visualizaciones0 comentarios