• TerCann

Beneficios del cannabis para tratar el dolor crónico.

El cannabis se ha utilizado para aliviar los síntomas del dolor agudo y crónico durante más de 5.000 años, debido a su capacidad para aliviar el dolor con efectos secundarios mínimos, especialmente en comparación con los analgésicos farmacéuticos más fuertes, que pueden provocar adicción y daño físico a largo plazo.



¿Qué beneficios ofrece el cannabis medicinal en el tratamiento del dolor crónico?


El dolor crónico es una condición discapacitante común que afecta a más del 15% de la población adulta y se espera que la incidencia de dolor crónico aumente después de la pandemia de COVID-19. Desafortunadamente, hay muy pocos medicamentos farmacéuticos que puedan usarse para aliviar el dolor crónico de manera efectiva; y estos también a menudo causan efectos secundarios que pueden agravar la discapacidad. Investigaciones recientes muestran que el sistema endocannabinoide está muy involucrado en la fisiopatología del dolor crónico. Los pacientes que desarrollan dolor crónico suelen tener una predisposición genética al mismo, lo que podría estar relacionado con un sistema endocannabinoide disfuncional. La pérdida de homeostasis y los desequilibrios en los niveles de neurotransmisores a menudo contribuyen a los síntomas de los pacientes con dolor crónico.


El THC y el CBD son dos potentes sustancias terapéuticas del cannabis medicinal que pueden ayudar a reequilibrar el sistema endocannabinoide y, por lo tanto, mejorar los síntomas del dolor crónico. Las preparaciones de cannabis medicinal de espectro completo tienen más que solo THC y CBD: contienen más de 140 cannabinoides terapéuticos, así como terpenoides y flavonoides que continúan contribuyendo al efecto sinérgico. Esto da como resultado un potente efecto terapéutico que no puede explicarse completamente por los efectos de los cannabinoides individuales por sí solos, y que se conoce como efecto séquito.


El cannabis medicinal es muy eficaz para reducir los niveles de dolor, mejorar el estado de ánimo, reducir la ansiedad y promover un sueño reparador con muy pocos o ningún efecto secundario no deseado. Los pacientes experimentan una mejora notable en su calidad de vida y la mayoría de los pacientes informan que se sienten "renacidos" o que "se les ha permitido otra oportunidad de disfrutar la vida". El cannabis medicinal, literalmente, les devuelve la vida a estos pacientes discapacitados, ayudándolos a controlar sus síntomas mejor que cualquier otra cosa que hubieran probado antes.



¿En qué áreas se deben realizar investigaciones adicionales para respaldar el papel del cannabis en el manejo del dolor?


Sabemos que el cannabis medicinal de espectro completo es mucho más eficaz para aliviar el dolor crónico que el THC o el CBD de una sola molécula. Esto se debe al efecto sinérgico de los cannabinoides con las otras sustancias terapéuticas de la planta. Todos responden de manera diferente y algunos pacientes responden mejor que otros. Podemos ver el increíble potencial terapéutico de esta planta, pero todavía hay mucho que no sabemos y mucho que necesitamos explorar. Pueden pasar décadas antes de que comprendamos completamente las diferentes sustancias terapéuticas en esta planta.


El THC se ha estudiado ampliamente en el dolor crónico y tenemos pruebas sólidas que respaldan su uso. La investigación adicional debe investigar el papel del CBD, CBG, CBC, CBN y otros cannabinoides como tratamiento en el dolor crónico, tanto solos como en combinación. Con suerte, las leyes cambiantes en todo el mundo nos permitirán un mejor acceso y facilitarán esta investigación.


¿Qué factores clave deben tener en cuenta los médicos al recetar cannabis medicinal?


El cannabis medicinal es relativamente seguro en comparación con los medicamentos farmacéuticos, ya que tiene menos efectos secundarios y se tolera mejor. Sin embargo, existen contraindicaciones a la hora de prescribir y los médicos también deben ser conscientes de las posibles interacciones medicamentosas.


Dado que el THC puede causar psicosis en el 1% de la población, los médicos deben examinar los posibles antecedentes familiares o cualquier síntoma que pueda indicar un mayor riesgo. El uso de cepas o productos con niveles más altos de CBD y niveles más bajos de THC reduciría el riesgo de que los pacientes desarrollen efectos secundarios psicóticos, porque el CBD es un antipsicótico. El cannabis medicinal con altos niveles de THC también está contraindicado en pacientes que están embarazadas o amamantando, o que tienen enfermedades cardíacas inestables.


Dado que los pacientes responden de manera diferente, es aconsejable comenzar con una dosis baja y continuar muy lentamente hasta que se logre un efecto terapéutico. Es poco probable que los pacientes experimenten efectos secundarios con estas dosis. La intoxicación puede ocurrir con dosis más altas de THC, pero estas generalmente desaparecen en unas pocas horas sin consecuencias a largo plazo.


Fuente: https://www.healtheuropa.eu

 

¿Te gustaría seguir capacitándote? TerCann ofrece el curso de Introducción al Cannabis Medicinal.


83 visualizaciones0 comentarios