Bases para el funcionamiento exitoso de una empresa de Cannabis

Las empresas de Cannabis no siempre tienen un destacado desarrollo por lo que algunas tienden a fracasar si no toman sus precauciones.

A pesar de los precios de las materias primas y el crecimiento de la demanda de los productos que son la envidia de todas las demás industrias, las empresas de cannabis aún cierran a veces. Esto se debe a una serie de fallas de alto perfil, ya que todavía no existe un camino bien establecido por el cual dirigirse.



Si una empresa de Cannabis cierra pone en riesgo a los prestamistas potenciales, lo que a su vez tiende a aumentar las tasas de interés que pueden cobrar los financiadores restantes.

La deuda recaudada a través de la colocación privada está aumentando a medida que las empresas de la industria buscan capital. El hecho de que los inversores puedan tener un documento que les permita recibir el reembolso de una venta de activos en caso de incumplimiento, eso no significa que podrán cobrar.

Hay dos tipos de inversionistas: quien tiene capital y quien tiene deuda.

Los accionistas están dispuestos a soportar un mayor riesgo para obtener una mayor recompensa; hay una ventaja ilimitada, pero, si el negocio quiebra, los accionistas no obtienen nada.

El pilar de una industria de Cannabis es su cultivo, el cual debe de cumplir con atributos de calidad establecidos por la regulación vigente en cada país, ya que en caso de incumplir puede ser la razón por la que un negocio se meta en problemas o llegue a la quiebra, por lo tanto, hay tres variables a considerar desde que se emprende una empresa.


La genética: Las variedades de cannabis, o "cultivares", que cultiva una empresa son la base de su éxito, por lo que, si se tienen dificultades para vender el producto final, se debe analizar detenidamente las variedades que están cultivando.

Dependiendo el mercado hacia el cual se dirige la empresa de cannabis es como se debe elegir la genética, por ejemplo, en caso de ofertar marihuana recreativa, deben asegurarse de ofrecer variedades con alto contenido de THC con una mezcla rica y única de terpenos.

La eficiencia de producción de los cultivos de cannabis es otro factor que puede afectar directamente los resultados de una empresa. Los cultivos de bajo rendimiento o de larga floración son más caros de cultivar, y los operadores rara vez compensan estos costos de producción adicionales al por menor.

Los cultivos que rinden menos o tardan más en crecer pueden pesar mucho en la rentabilidad de una empresa.

Cultivar demasiadas variedades es otra fuente de conflictos para las empresas de cultivo, especialmente para las nuevas empresas, elegir una variedad a su vez a medida que va creciendo la empresa.


El cultivador: La falta de experiencia al frente de un sitio de producción de cannabis es una razón común por la que los programas de cultivo fallan. Los detalles aparentemente pequeños pueden tener grandes consecuencias.

Es importante que los cultivadores cuenten con experiencia teórica y práctica a escala sobre el cultivo, gestión de personas, gestión de instalaciones y la planificación de la producción.

Contratar a un productor principal que sea un experto en plantas, pero no una persona sociable o un gran programador de producción obstaculizará la capacidad de una empresa para ejecutar un cultivo de calidad.

El invernadero. Muchos negocios de cultivo se encuentran en apuros porque la instalación de producción no se construyó correctamente. En primer lugar.una instalación mal diseñada o mal equipada no mantendrá los parámetros ideales para el crecimiento de las plantas.

Cuanto más tiempo pase un cultivo fuera de estos parámetros, es más probable que sufra problemas de plagas o enfermedades o rendimientos inferiores.

Las instalaciones que funcionan demasiado secas, húmedas, frías o calientes afectarán drásticamente la calidad del cultivo.


Los niveles de luz insuficientes darán como resultado plantas débiles que se convertirán en imanes para los insectos que dañan los cultivos.

El flujo de aire inadecuado fomentará las enfermedades fúngicas; un flujo de aire excesivo eliminará demasiada agua del cultivo.

Si una instalación no funciona correctamente, inevitablemente resultará en un negocio de cultivo en dificultades.

Pero sin duda alguna el funcionamiento exitoso de una empresa de Cannabis aparte de tener producto de calidad, depende de crear valor en la marca o cualquier propiedad intelectual, desde sus inicios, para mitigar riesgos, además de estructurar sus finanzas y operaciones fuertemente.


Fuente:

https://www.eluniversal.com.mx/opinion/guillermo-nieto/bases-para-el-funcionamiento-exitoso-de-una-empresa-de-cannabis

<